Regina Antón

Manuel Pereira 

Fisioterapeutas del Hospital Victoria Eugenia 

Existe suficiente evidencia científica que indica que la práctica regular de actividad física moderada realizada durante el embarazo en una gestante sana, con un embarazo de evolución normal, no tiene ningún riesgo para la salud de la gestante ni del feto. Los beneficios no son sólo durante el embarazo sino también en el parto y postparto.

Ejercicios para embarazadas. Recomendaciones

¿Qué recomendaciones deben seguirse a la hora de realizar ejercicio?

  • Lo más importante es que la actividad física sea amena y segura.

  • No olvidar hacer ejercicios de calentamiento.

  • Utilizar ropa cómoda y sujetadores adecuados.

  • Evitar los ambientes húmedos y el exceso de calor.

  • Es preferible una actividad regular 3 ó 4 veces por semana que un ejercicio físico intenso y discontinuo.

  • No superar los 130-140 latidos por minuto. Un buen método para valorar el cansancio es comprobar si se puede hablar durante el ejercicio sin que falte el aire.

  • Evitar aquellos ejercicios que deban realizarse estirada boca arriba, ya que esta posición dificulta el retorno venoso y puede provocar mareos.

  • Hidratarse correctamente durante y después del ejercicio.

¿Qué deportes deben evitarse?

Existen deportes que o por exigir un esfuerzo corporal excesivo o por el riesgo de traumatismo que comporta su práctica están contraindicados en el embarazo, tales como:

  • Deportes con alto riesgo de traumatismo abdominal (automovilismo, esquí alpino, esquí náutico, patinaje, equitación, salto de trampolín…).

  • Submarinismo por el riesgo de embolismo por dióxido de carbono y efectos teratogénicos para el feto.

  • Deportes competitivos o de contacto.

¿Cuándo está contraindicado el ejercicio físico durante el embarazo?

El ejercicio físico está contraindicado en las siguientes situaciones:

  • Enfermedades cardiacas o respiratorias graves.

  • Hemorragia genital.

  • Incompetencia cervical.

  • Rotura prematura de la bolsa de las aguas.

  • Crecimiento fetal retardado.

  • Enfermedad hipertensiva grave.

Si lo desea puede obtener aquí más información sobre nuestros especialistas en Fisioterapia