Dolores de cabeza por alimentación indebida

///Dolores de cabeza por alimentación indebida

Dolores de cabeza por alimentación indebida

Jesús I. Velasco Redondo

Dietética y Nutrición

Unidad de Medicina del Deporte del Hospital Victoria Eugenia Cruz Roja

Se calcula que un 47% de los adultos han sufrido por lo menos una cefalea en el último año. En todo el mundo, solo una minoría de las personas que sufren cefaleas reciben un diagnóstico apropiado y formulado por un profesional sanitario.

En este artículo ofreceremos información sobre las posibles consecuencias de una mala alimentación, concretamente los posibles dolores de cabeza (cefaleas) ocasionados por excesos o déficits nutritivos.

¿Qué son las cefaleas?

Las cefaleas (dolores de cabeza) son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso. Son trastornos primarios dolorosos e incapacitantes como la jaqueca o migraña, la cefalea tensional y la cefalea en brotes.

También pueden ser causadas por muchos otros trastornos, por ejemplo:

  • Consumo excesivo de analgésicos, glutamato monosódico (aditivo alimentario), nitritos (conservante),…

  • Deshidratación.

  • Hipoglucemia (nivel de glucosa en la sangre inferior al normal).

  • Déficit de potasio, vitamina c, ácido fólico (vitamina B9), vitamina B12, ácido pantoténico (vitamina B5)

    , niacina (vitamina B3), hierro,…

¿Cómo tratarlas y evitarlas?

Una alimentación no adecuada puede desencadenar estos episodios de cefaleas. En estos casos, debemos identificar los alimentos desencadenantes anotando en un diario los días que hemos padecido las cefaleas y los alimentos consumidos hasta 24 horas antes. Posteriormente debemos modificar nuestra conducta alimenticia, a través de una reeducación nutricional y propuesta dietética. Es siempre aconsejable el seguimiento y tratamiento del especialista en Nutrición y Dietética.

Recomendaciones para evitar los dolores de cabeza

En términos generales se recomienda:

  • Limitar los alimentos procesados.

  • Limitar el consumo de conservantes de nitritos.

  • Limitar la ingestión de bebidas que contengan cafeína.

  • Consumir más alimentos ricos en calcio y magnesio.

  • Cubrir los déficits nutritivos.

  • Tomar infusiones con fines paliativos (manzanilla, menta, flor de lima,…).

También se aconseja aprender a controlar el estrés, dormir y descansar las horas suficientes y realizar al menos 30 minutos de ejercicio físico regular y diario.

Fuentes bibliográficas:

Organización Mundial de la Salud (OMS).

  • Diet for common ailments. By Penny Stanway. Sidgwick & Jackson.

¿Qué te ha parecido el artículo?

¡Colabora con nosotros! Danos tu opinión y cuéntanos tus experiencias.

Si lo desea, puede solicitar su cita médica con nuestros especialistas en dietética y nutrición

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
hospital privado sevilla
 
 
Suscríbete a nuestra Newsletter
Hospital Victoria Eugenia de Sevilla
¿Conoces las promociones y condiciones especiales por tener nuestra Tarjeta Sanitaria?