Cada día vamos relacionando más síntomas con el consumo moderado de alimentos. No existen datos epidemiológicos específicos, pero podríamos hablar de un 50 o 60% como porcentaje de afectados en el conjunto de la población. La dificultad reside en que la mayoría de estos enfermos no están diagnosticados y sólo acuden al médico en estadios avanzados.

Dolencias tan comunes como las cefaleas, estreñimiento, diarreas, deshidrataciones intervertebrales, infecundidad, abortos de repetición y otras muchas para las que sólo había remedios sintomáticos, son provocadas en muchos casos por el consumo indebido de alimentos.

Por el Dr. Félix López Elorza
Director del Laboratorio del Hospital Victoria Eugenia de Sevilla y Presidente de la SAEIA (Sociedad Andaluza para el Estudio de Intolerncias Alimentarias)

Intolerancia e Histaminosis alimentaria

Si consideramos la intolerancia como la pérdida de la salud por el consumo moderado de algún alimento podría ser algo impreciso si no explicamos el mecanismo por el cual se genera el síntoma. En el Laboratorio del Hospital Victoria Eugenia estudiamos la liberación de histamina por un mecanismo no alérgico como responsable de los síntomas.

¿Es un concepto que ahora se “ha puesto de moda”?

Nuestro equipo lleva trabajando e investigado cuarenta años en este tema y por tanto, no es de recibo hablar de modas pero sí ocurre que cada vez relacionamos más síntomas con este problema.

Dolencias tan comunes como las cefaleas, estreñimiento, diarreas, deshidrataciones intervertebrales, infecundidad, abortos de repetición y otras muchas para las que sólo había remedios sintomáticos, ahora se pueden estudiar y ofertar una atención más adecuada.

No obstante, no debemos olvidar que cada uno de estos síntomas individualmente, puede estar ocasionado por otras causas diferentes a las alimentarias.

Para el conocimiento de los síntomas ha sido fundamental el compromiso de los médicos que trataban a estos enfermos. Todos han aportado desinteresadamente sus observaciones desde especialidades muy distintas.

Un equipo interdisciplinario

La incorporación de los distintos especialistas a este estudio ha sido progresiva y cada uno ha partido de los conocimientos generados por los anteriores.

En el Hospital Victoria Eugenia de Sevilla, de Cruz Roja Española, se ha constituido un equipo de trabajo interdisciplinario: disponemos de internista, intensivista, neurólogo, digestivo, reproducción asistida, cardiólogos donde cada uno conoce a fondo la fisiopatología de la hiostaminosis y aportan la parte especifica de de su especialidad.

Resultados

En 1989 realizamos el primer estudio analizando la evolución de los pacientes con la supresión de los alimentos que provocaban la intolerancia. Los resultados fueron favorables en el 84% de los pacientes y con sucesivos estudios, por entonces, llegamos al 92%.

Estos porcentajes han mejorado significativamente en distintas evaluaciones.

Un dato a resaltar: en la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Victoria Eugenia se ha recuperado la fertilidad en el 32 por ciento de las mujeres descartadas para la reproducción que habían tenido entre 3 y 6 abortos anteriores y con más de 40 años.

Actualmente contamos con un porcentaje significativo: en el 98 % de los casos, los pacientes experimentan una evolución favorable y la desaparición de los síntomas con la supresión de los alimentos que NO toleran.