D. Manuel Medina Cruz

Especialista en Aparato Digestivo del Hospital Victoria Eugenia 

Bacterias intestinales o flora intestinal es el conjunto de bacterias que viven en el intestino, y está compuesta por más de 400 especies de bacterias diferentes que conviven en relativa armonía y realizan importantes funciones, tanto para salud del sistema digestivo como para el resto del organismo.

Flora intestinal. Beneficios

Entre los efectos beneficiosos de la flora intestinal para nuestra salud, destaca:

  1. Ayuda a una buena digestión de los alimentos y a absorber los nutrientes de los mismos.
  2. Previene molestias digestivas e intestinales como el estreñimiento, hinchazón abdominal, flatulencias, entre otros.
  3. Ayuda a mantener sano el sistema inmunológico.
  4. Previene la aparición de infecciones bacterianas y virus que nos pueden provocar enfermedades.
  5. Ayuda a prevenir algunas alergias.

Estos beneficios se llevan a cabo gracias a la relación existente entre bacterias intestinales, epitelio intestinal y microorganismos y antígenos exógenos, ya que la presencia de bacterias induce activación, proliferación y desarrollo completo del sistema inmunológico.

Dado este entorno bacteriano, no es extraño que pensemos que el equilibrio existente entre bacterias intestinales y agentes externos debe ser cuasi-perfecto, ya que un desequilibrio o disminución cuantitativa y cualitativa de la flora intestinal, haría que aparecieran síntomas e incluso enfermedades digestivas.

¿Por qué se rompe el equilibrio en la flora intestinal?

Este equilibrio existente puede verse alterado debido, fundamentalmente, a:

Por lo que aparecerán síntomas y molestias gastrointestinales, de ahí la importancia de intentar recuperar esta flora intestinal dañada recurriendo a la ayuda de probióticos y prebióticos, que cada vez más están adquiriendo mayor relevancia a la hora de plantear un tratamiento curativo o control de sintomatología en algunas enfermedades digestivas.

Probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos que, al ser agregados como suplemento en la dieta, favorecen el desarrollo de la flora microbiana en el intestino, aproximadamente en unas 4-8 semanas.

Los prebióticos son ingredientes no digeribles de la dieta que estimulan el crecimiento o la actividad de uno o más tipos de bacterias en el colon.

Lactobacillus acidophilus y Saccharomyces boulardii

Actualmente, existen multitud de preparados probióticos en el mercado, con diferencias cuantitativas y cualitativas entre estas formulaciones, por lo que comentarlas de forma individualizada sería inviable  en este medio, pero por el respaldo de multitud de estudios científicos en patología digestiva, nos gustaría destacar al Lactobacillus acidophilus y sus beneficios a la hora del tratamiento del estreñimiento y gastroenteritis aguda, la diarrea post-radioterapia, mejorando la digestión de la lactosa y su papel defensivo contra bacterias exógenas, y el Saccharomyces boulardii, en el tratamiento de las diarreas asociadas a antibióticos y del viajero, así como contribuir muy positivamente en el tratamiento de la colitis pseudomembranosa por C.difficile (diarrea nosocomial).

Por lo tanto, y a modo de resumen, comentar que la flora intestinal funciona como otro órgano más en nuestra economía, por lo que debemos cuidarlo, ya que en muchos casos, el bienestar digestivo depende de estas bacterias y de su equilibrio dentro del intestino, y que en el caso de que se rompa dicho equilibrio, recurrir a los probióticos para repoblar dicho órgano.

Si lo desea, puede solicitar su cita médica con nuestros especialistas en Aparato Digestivo